miércoles, 6 de noviembre de 2013

El primer paso de Kate Moss en el mundo del modelaje.



primera foto de kate moss

Hola!
¿Qué tal?

Cuando alguien triunfa (profesionalmente)
al resto nos da la sensación de que siempre ha estado ahí, 
pero la verdad es que no, que normalmente ha sido un proceso
largo de esfuerzo y dedicación lo que les ha colocado en esa posición
(también está la suerte, ¡claro¡)

Los inicios de Kate Moss me pillan un poco lejos, 
aunque  tengo un vago recuerdo de ella, de cuando ojeaba
alguna revista siendo mas pequeña.

Existe  ese pequeño momento en el que 
sin darnos cuenta está empezando algo..
..en este relato revivimos  el pequeño momento de Kate Moss que, 
 la ha convertido en algo grande, 
un icono de la moda y una de las mejores modelos (para muchos)


"Sonó el timbre y era el portero del edificio del bloque en el que vivía entonces en Earls Court. Dijo: hay una chica en la puerta principal y no estoy seguro de lo que quiere, parece un poco perdida". 
Así recuerda el fotógrafo David Ross su primer encuentro con Kate Moss. De aquel encuentro, surgirían unas fotos -algunas de ellas inéditas- que ahora se exponen en una galería londinense, con motivo del inminente 40 cumpleaños de la modelo.

Han pasado 25 años. Moss tenía entonces 14 años y Sarah Doukas -que acababa de crear la agencia de modelos Storm- había descubierto a aquella chica delgaducha y de precioso rostro en una cola de embarque en el aeropuerto JFK.

Doukas había encargado a Ross que fotografiase a sus nuevos descubrimientos. El fotógrafo prosigue así el relato en su página web: "Fui con él [el portero] a la entrad principal para encontra a esta chica delgada que parecía un poco perpleja así que le pregunté: '¿puedo ayudarte, estás buscando a tu madre?'. 
Ella me dijo: '¿eres David Ross?'. 'Sí', respondí. '¿Qué puedo hacer por tí?'. Y me dijo que Sarah le había dicho que viniese a verme".

"Esta primera sesión de fotos con Kate Moss es un maravilloso pedazo de historia, capturando su frescura e inocencia con su primera experiencia en el mundo de la moda. 
Es interesante pensar cómo era entonces, recién llegada de Croydon -en lo profundo del sur de Londres- ella sola en tren. En realidad la envié a casa la primera vez porque vino sin una carabina", recuerda el fotógrafo, en declaraciones recogidas por la Lawrence Alkin Gallery, que vende una selección de estas fotografías en edición limitada.

La modelo volvió al día siguiente. "Nunca pensé que vería a esa niña de nuevo pero allí estaba al día siguiente a la misma hora, el 26 de octubre de 1988, en un día fresco pero soleado, con una amiga del colegio, lista para su primera prueba profesional ante la cámara".

Un beso!