domingo, 2 de marzo de 2014

Desfile desde dentro (o fuera) de Acne Studios en París



Estando en Paris tenía que aprovechar a vivir la semana de la moda un poco más de cerca. Así que ayer me dirigí al Museo de Tokio, donde sabía que se iba a realizar el desfile de una marca que me gusta, ACNE Studios.

Llevo casi ya dos meses aquí y a pesar de haber andado por esa zona  infinidad de veces ¡como no! está al lado de la torre Eiffel, no había entrado nunca.

Está en la avenida Winson, no tiene perdida alguna, pero como yo me pierdo en un vaso de agua, y llegaba tarde al desfile (notese la ironía) decidí preguntar a una señora muy francesa por dicho museo con mi francés de andar por casa. No tiene perdida, bajas por esa calle, giras a la derecha e ya. Dicho y hecho, subí por la Avenue du Président Wilson y me di de bruces con el.

¿Nervios de ir a mi primer desfile? Supongo. Por eso me detuve en la pequeña terraza que hay en la parte de atrás del edificio, por eso y porque la vista da a la torre EIffel  que es una de esas cosas que no te cansas de mirar.

No, ahora hablando en serio, no sabía cómo iba todo el rollo de la organización, tenía más que sabido que el desfile no iba a poder verlo, eso es solo para los afortunados/as que reciben las brillantes invitaciones con su nombre y apellido en el papelito. Pero bueno, ver el ambiente que se respira por los alrededores no estaba mal.
Además,en París se ve gente con estilo todos los días, pero en la semana de la moda, por los alrededores donde se celebran los desfiles hay otro ambiente, ¡o quizás la percepción me juega una mala pasada! Pero sí es verdad que en el metro vi a tres grupos de personas, y supe que iban a ir al desfile, y ¡justo, allí estaban!

Bueno, volviendo al tema. Me arme de fuerza y decidí entrar de una vez por todas por la puerta, dado que en la salida no había nadie. Yo lo había imaginado lleno de fotógrafos deseando conseguir una foto de los asistentes que son parte de la creme de la creme y bueno, ¡de todos! En la semana de la moda no es difícil pasar desapercibido si sabes cómo vestir, y ten por seguro que si vas vestido de forma llamativa uno y otro te preguntarán si pueden hacerte una foto.
¡Eso sí! Tendrás la oportunidad de aparecer en blogs pequeños personales (como el mío),o conocidos. Las revistas y páginas webs importantes harán una criba grande de todas las fotos que han hecho, y como siempre, se quedarán las fotos de aquellas personas más importantes (que son las que venden), y no el/la más estiloso/sa vistiendo.

Saltemos al momento en el que estoy dentro, y me he hecho un hueco cerca de los organizadores del desfile, los que esperan para entrar,  y los que van a mirar, curiosear y aprender.

Hay gente que va vestida monísima, recién salida de peluquería… impecables, hay otros que podría parecer que llevan toda una semana de fiesta y han cogido lo primero que han encontrado pero, no puede ser, porque están en el desfile de Acne Studios en París, por lo que seguro que ha sido muy meditado.

También modelos que llegan a última hora y puedes ver la cara de alivio de los que la estaban esperando, que son los mismos que la ayudan a bajar casi empujándola lo más rápido posible para ir al backstage a prepararse. Otras se pasean como Pedro por su casa dándonos una pequeña idea del estilo del desfile, pues van con el maquillaje y peluquería hecho. Entra una blogger, me suena mucho,  aunque no sé cuál es su nombre. Lleva un moño y traje con estampado floral. Ha saludado a alguien y  directa al desfile.

Cerca de donde me he apalancado, dos chicas bajitas con una cámara más grande que ellas piden a todo bicho viviente (digno de foto) que baja por las escaleras que posen para una foto. El sujeto que ha sido preguntado con toda amabilidad por una foto, se para, enciende su modo shooting y espera a que le digan gracias para saber que ya ha terminado y puede seguir su camino. Viene una chica, esta vez la chica dice que por supuesto con una sonrisa, y se para en el sitio preparado para la foto (cerca del cartel de “Life is a killer”)
 

A la mitad de estas personas a las que les piden posar parece que están haciéndoles el favor de su vida por pararse tres segundos, ¡estarán cansados de tanta foto!
Con excepciones, claro, están los que dicen que sí con una sonrisa o al menos dicen que sí.

A mí también me gustaría poder preguntarle a alguno que si es posible que le haga una foto para enseñarla, hay gente que va vestida original y sumamente bien, pero la vergüenza y la poca calidad de mi móvil y por lo tanto profesionalidad me para. Pero bueno, fotos de street style las encontramos a patadas en Vogue y blogs personales.

Justo antes de entrar al desfile, como se puede ver en la foto, hay una esquina en la que también son parados algunos asistentes.
Cuando ves a la gente bajando por las escaleras puedes adivinar a quien van a parar o quien va a entrar sin la oportunidad de inmortalizar su entrada. Normalmente los afortunados son: alguien que es conocido, o alguien que se ha vestido para ello, en plan: bolso de Chanel multicolor con pantalones pesqueros y deportivas llamativas.
No me malinterpretéis, quizás esa mujer sale todos los días a la calle así, o es estilista, o muy creativa o simplemente le da la gana de ir vestida así y punto, pero es verdad que son las típicas fotos que luego se ven en las revista de moda y haciendo cuentas rápidas podría decirse que 1 de cada 7 asistentes al desfile van vestidos así.( A este en concreto)

La gente entra y sale, s te fijas puedes saber quien tiene invitación para el desfile, quien es asiduo a este tipo de eventos, quien viene por primera vez, quien moriría por poder entrar y quien está de paso únicamente por cotillear. El movimiento de gente es continuo y el idioma que se oye de fondo es el inglés, dejándose escapar de vez en cuando algún sonido en lengua francesa.


El color predominante es el negro, abrigos sobre los hombros, las famosas deportivas, gorras, transparencias, algún abrigo de pelo y, puedo contar 4 o 5 sombreros, de color negro también.













 



La música suena, los señores de la puerta les dicen a varios tardones que no hay forma de entrar, que el desfile ya ha empezado.
Yo me dispongo a salir, mi tiempo de observación había acabado, cuando… ¡veo que una modelo sale saltando por la puerta por la que antes habían entrado los asistentes!
Desde lejos y desde arriba, sin decorados, por un trayecto corto pude ver el desfile.  Algunas modelos no podían esperar e iban quitándose los pendientes o la coleta.
No sabría decir cuanto duró, pero en un abrir y cerrar los ojos todo el mundo estaba saliendo por la puerta, yo incluida.
 La salida fue tal y como me la imaginaba: llena de fotógrafos, modelos corriendo para llegar al próximo desfile, editoras y bloggers posando… pero eso en otro post ¡que si no es muy largo!


Siento la calidad de las fotos!